Rallye Shalymar 2006

El final de esta temporada 2006 se nos está dando muy bien. En Ávila hicimos un 5º 'scratch', 1º de nuestra clase (III) y ganando el grupo N. En Guadarrama quedamos 6º y también 1º de clase III, en un rallye disputadísimo donde empatamos a tiempos con el 7º y 8º.
El coche está funcionando como un reloj, corre, se sujeta, frena… estamos corriendo muy a gusto y se nota, porque los tiempos salen.


'Los rallies "de verdad" volvían a Madrid' (Foto: cortesía SOLO-MOTOR).

Con esta buena perspectiva llagábamos a la última prueba de la temporada madrileña: el Rallye Shalymar. Con ella volvía a Madrid una de las pruebas más prestigiosas de los 80. El organizador prometía la recuperación de tramos míticos de las carreteras madrileñas, algunos de ellos nocturnos, como los rallyes de antes. La verdad es que tenía muy buena pinta y nos hacía mucha ilusión disputar esta prueba. Desde un principio este rallye se presentaba con grandes alardes organizativos... pero pronto nos dimos cuenta de la cosa no era para tanto: no se conocían los tamos, el reglamento no estaba publicado, etc...

Las noticias que se iban conociendo eran muy motivantes: salida del Bernabéu, Sainz de coche 0 con Porsche 996 GT3, habría algún campeón de España y vendrían algunos campeones regionales.

El problema surge cuando repentinamente Carlos tiene que irse a los Estados Unidos en viaje de trabajo. Como esta prueba era dos fines de semana después del Guadarrama, apenas nos quedaba tiempo para entrenar. Carlos prácticamente se bajó del Honda en Villalba para coger el avión y 10 días después se bajaba de otro avión en Barajas -36 horas sin dormir- y nos subíamos en el Clío para ir a entrenar con el jet lag en juego.
Está claro que esa tarde no aguantamos mucho rato, por lo que tuvimos que entrenar varias noches de esa semana después del curro. Llegamos al viernes destrozados y encima el programa del rallye era matador (y no por Carlos Sainz precisamente): viernes 20 h salida del Bernabeu camino de Torrelodones. Reagrupamiento para, a las 23 h, disputar un tramo de 3 Km (Hoyo-Colmenar). De ahí a Miraflores a dejar el coche en parque cerrado y a Madrid a dormir 3 horas para estar de nuevo al pie del cañón a las 7 de la mañana del sábado. ¡Era absurdo!
Pero en fin, esta es nuestra pasión y como dicen nuestras mujeres: "sarna con gusto no pica".

El ambiente en el Bernabéu era fantástico.

El ambiente en el parque cerrado del Bernabeu era espectacular. Estaba abarrotado. Carlos Sainz era la estrella; todo el mundo quería un autógrafo o una foto, incluidos nosotros.

El plantel de pilotos y máquinas era impresionante: García Ojeda (ex campeón de España, haciendo ahora el europeo) con el 206 S1600, Manuel Rueda (7º clasificado Campeonato de España) con Clio S1600, Yeray Lemes (canario que está haciendo una temporada fantástica) con Mitsubishi, Felix García (campeón Asturiano) también con Mitsu, Alberto Sansegundo (aspirante al Campeonato Madrileño) con otro Mitsu, el rapidísimo Ángel Domenech con Subaru, Marban padre con el Cordoba WRC, el hijo con el saxo S1600, Aguado con el Corsa S1600 y un montón de gente más.
La salida del podium fue muy emocionante; la gente haciendo corro alrededor del coche, la música, el comentarista... y las familias! (Normalmente no tienen la posibilidad de seguir a sus 'papás' a los rallies por esos mundos de Dios, por lo que estaban encantados).
Por otra parte, por el momento no llovía; aunque las previsiones eran de fuertes tormentas para todo el fin de semana.
Salimos hacia Torrelodones, donde cenamos tranquilamente con Efi e Iván Sanz (y muy cerca de Carlos Sainz, por cierto).

Para cuando salimos del restaurante ya está lloviendo. En estas condiciones nos dirigimos hacia el primer tramo "Hoyo-Colmenar" donde diluvia. Nos ponemos los cascos, guantes, etc... y, según nos acercamos al control de salida, vemos que la Guardia Civil está revisando algunos coches y han apartado los de Marbán padre e hijo. ¡Esto es inaudito! Y para colmo, justo antes de salir, apartan también el coche de Luis Ramos que va justo delante nuestro.

Todo esto nos desconcierta por lo que afrontamos el tramo totalmente desconcentrados.
Nos dan la salida y... 'Derecha seis más. Pero ¿qué derecha? ¡Si es una izquierda!' Comprobamos que el tramo no empieza donde lo habíamos entrenado (ya comentamos antes que el avance del rallye brilló por su ausencia). No sabíamos cuantos metros o kilómetros tendríamos sin notas. Vamos de "oído" hasta que reconocemos la primera curva que tenemos apuntada. El suelo está muy deslizante; hay que aprovechar los arcenes de hormigón para apurar las frenadas.

Hay muchísima gente a pesar del diluvio. Pasado el puente, en la subida, hay "millones de personas" en las cunetas que se apartan al pasar el coche haciendo un túnel humano, como en el Rallye de Portugal de los 80. ¡Impresionante!
En este tramo hacemos el 10º mejor tiempo. En principio no tenemos ningún rival concreto, ya que no seguimos el Campeonato, así que nuestro objetivo es intentar quedar lo más arriba posible. Después de "Hoyo-Colmenar", largo enlace y finalmente dejamos el coche en Miraflores y nos vamos a Madrid a dormir.

Por la mañana sigue lloviendo. La primera especial es el puerto de Canencia. También mucha gente a pesar del tiempo, no solo lluvia, también frío que hace que el piso esté muy delicado. Hacemos bien la subida con algún sustillo en frenadas y en la bajada, en una derecha que se cierra con puente Rafa tira del freno de mano para colocar el coche y se nos va en exceso, tocando ligeramente la rueda trasera izquierda con una piedra de la cuneta. Seguimos sin parar. Parece que vamos pinchados, pero no, la llanta debe de haberse doblado y tenemos una vibración. Hacemos 9º scratch por delante de algunos 4x4. En este tramo nuestros amigos Gómez-Quiroga tienen un percance bastante serio saliéndose de la carretera, aunque sin consecuencias para ellos, afortunadamente.

En la bajada de Canencia... haciendo las paellas con el freno de mano.

Continuamos por el puerto de Navafría. Aquí, además de la lluvia nos encontramos niebla. Rafa siempre dice que no le importa el frío, el calor, la lluvia e incluso la nieve, pero que odia la niebla. Así que sin pena ni gloria y con muchas vibraciones en la trasera del coche hacemos un 9º de la general.


Las primeras paellas de Navafría (Foto: cortesía SSerx_R).

De regreso a Miraflores, nos reparan la rueda trasera izquierda en la asistencia.
La prueba va de la siguiente manera:

  • 1º Ojeda-Barabas
  • 2º Rueda-Rosada
  • 3º Lemes-Peñate
Por nuestra parte, estamos 8º intercalados entre los Mitsus.

Volvemos a Canencia. El coche va perfecto, el equipo de Eficar ha hecho un buen trabajo, cambiando la llanta y ajustando las cotas de la suspensión. Nos lanzamos y hacemos 7º scratch rebajando nuestro tiempo anterior en 10 segundos. Al llegar a final del tramo vemos a Rueda con el coche roto. ¡Una pena!


Frenando en la bajada de Canencia.

De nuevo en Navafría, nos tiramos a saco. El coche va genial. ¡Cómo frena! Nos permitimos alguna cruzada de freno de mano en las horquillas. Hacemos otro 7º y también rebajamos 10 seg el tiempo de la pasada anterior. Nos pegamos un susto morrocotudo al fallar una reducción en una izquierda 'seis menos' que nos hace ir de costado un buen puñado de metros... con los pinos acercándose más y más. Rafa contravolantea, pisa y nuestro querido Civic nos saca de un apuro muy pero que muy gordo.


Subiendo Navafría... (Foto: cortesía ForzaVinyes).

... y bajando Navafría.

En la general, con la rotura de Rueda hemos ganado un puesto, vamos 7º y 1º de clase III. Estamos por delante del Mitsu de Gracia-Aguado, el S1600 de Aguado-Martínez que dice no encontrase a gusto con las ruedas que lleva y del Escort de Esteban-Martín.

El siguiente tramo es el Circuito del Jarama. ¡Gran delirio!!!

El asfalto empapado y suponemos lleno de goma era una pista de patinaje. Creo que no hicimos una sola curva derechos. El coche se nos cruzaba o lo cruzábamos a cada instante. ¿Os imagináis tirar de freno de mano en las S de Le Mans?

Nosotros nunca lo hubieramos imaginado, pero en estas condiciones era lo más eficaz. De hecho conseguimos un 6º scratch empatado con el Mitsu de Sansegundo y ganando al de Gracia y al de Lemes. Y eso con solo 2 ruedas motrices, je, je.

En las chicanes del Jarama. (Foto: cortesía César Sirvent)

Y del Jarama a la Cabrera de bajada. Muchísima gente. Este tramo nos gusta (bueno, los demás también) y nos tiramos consiguiendo un 6º mejor tiempo a "solo" 12 seg de Ojeda (en 5,3 Km). ¡Hemos ganado a los Mitsus de García, Gracia y Sansegundo!

El ambiente en La Cabrera era fantástico. (Fotos: cortesía SOLO-MOTOR y ForzaVinyes)

En la general seguimos séptimos. En 6º lugar están los gallegos Pérez Fontán-Fernández con Mitsubishi Evo IX a un minuto y por detrás tenemos el Mitsu de Gracia-Aguado a 32 s. Hay que conservar la posición e intentar restarle tiempo a Pérez Fontán.

Con esas llegamos a la presa del Atazar. La primera parte de este tramos nos encanta, pero para este rally habían añadido la bajada hasta Torrelaguna que es una autopista. Pillamos un poco de niebla al culminar el puertecillo y empezar la bajada. El cruce está lleno de gente, ni se ve la carretera. Hacemos 7º scratch perdiendo 6 s. respecto a Pérez y ganando a Gracia por 1 s.

Ya empieza a ser de noche y en la asistencia ponemos los faros para volver a la Cabrera. Nos tiramos aún más, si cabe y conseguimos un 5º scratch ganado a los Mitsus de Sansegundo, Gracia y Pérez Fontán. Os recuerdo que seguía lloviendo y llevamos 2 ruedas motrices…

En la clasificación general seguimos 7º con Pérez-Fernández a 1 min, 12 seg. y Gracia por detrás a 45 segundos.

En el Atazar hay una niebla impenetrable. Carlos quiere que corramos pero Rafa sabe que no tenemos nada que ganar (y mucho que perder) porque el 6º va lejos, por lo que nos lo tomamos con calma y cuidado, haciendo un 8º de la general.

Y por último volvemos a la diversión del Jarama para acabar el rallye. En esta ocasión intentamos ir más finos, más por el sitio (más circuitero), frenando antes, etc. Aparentemente hemos mejorado, no hemos cruzado tanto el coche, sin embargo hemos empeorado 2 s. nuestro tiempo, logrando el 9º lugar.

Así pues la clasificación final queda:

  • 1º García Ojeda-Barabas
  • 2º Lemes-Peñate
  • 3º Doménech-López
  • 4º Los hermanos García
  • 5º Sansegundo-Navas
  • 6º Pérez-Fernández
  • Rafael de Oliveira- Carlos Álvarez
  • 8º Gracia-Aguado
  • 9º Aguado-Martínez
  • 10º Efi- Iván Sanz

¡Además hemos ganado nuestra clase (1º clase III)! Es un resultado con el que ni soñábamos antes de comenzar.

Con esta prueba ponemos fin a una temporada cuajada de éxitos, donde lo hemos pasado en grande y hemos ido muy a gusto en el Hondita que se ha portado como un jabato.

Saludos a todos los que nos habéis seguido. Nos veremos por las cunetas.

Volver

Para contactar con nosotros haz click aquí.