Rallye Norte de Extremadura 2010

¡Temporada nueva, vida nueva! Bueno, aunque el refrán español no es exactamente así, lo que queremos transmitiros es que ya teníamos ganas de hacer un cambio en nuestra trayectoria deportiva. Y un cambio a mejor, claro está! Podíamos hacerlo de dos maneras, vendiendo el Honda y comprando otro coche o mejorar el Honda. Y nos decidimos por darle otra oportunidad al Civic que, la verdad, nos tiene enamorados. Así que empezamos por darle un lavado de cara, arreglando algún golpecillo que tenía por la mala costumbre de “besar” alguna señal de tráfico en el tramo de Mijares. Lo pintamos de rojo pasión y le hemos hecho una nueva decoración en blanco. Así es como ha quedado:


La nueva y mejorada imagen del Civic.

Pero también lo hemos mejorado por dentro. Ya a finales de la temporada pasada nos metimos con la electrónica que nos estaba dando muchos problemas y que conseguimos mejorar bastante. Pero otro de los talones de Aquiles del coche era el cambio. Empezamos a buscar un nueva caja que aguantara las manazas de Rafa, ja, ja y nuestros amigos canarios nos recomendaron una marca lituana, Samsonas. Parece que la llevan los Mitsui de RMC y un par de Civic que corren en Canarias sin ningún problema en año y medio. Y no estaba mal de precio, así que nos decidimos por ella. Había dos opciones: una de cinco velocidades, homologada en grupo N y otra de seis para grupo A. Como el coche estaba al límite de grupo N decidimos pasarlo a grupo A para poder mejor más cosas. Así, hemos puesto una nueva admisión y unos frenos sobredimensionados con pinzas de 4 pistones. Los frenos no llegaron para el rallye extremeño, pero todo lo demás sí estaba instalado en el coche. Lo acabamos en el último minuto, para no variar, si no las carreras de coches no serían carreras… El jueves antes del rallye metimos el coche en el banco de potencia para ajustar la electrónica a la nueva admisión con la ayuda de nuestro amigo Rikitaun. Y ooooohhhh sorpresa, le hemos ganado casi 20 CV. Después de sacarlo del banco nos fuimos a dar una vuelta y… joé cómo corría y qué bien iba la nueva caja.

Así que con muchas ganas y esperanzas nos fuimos a Plasencia. La lista de inscritos era amplia y de calidad. La prueba era puntuable para el Campeonato Madrileño por lo que estaban presentes todos los tenores de nuestra región: los Marban con sus WRC, Peláez y Domenech con sus Mitsus. Además estaban los estremeños Acosta, Barragan y Canovas con Mitsu, Tomé y Arbizu con Escort Cosworth y Cesareo Delgado que estrenaba un Subaru. Un poco más a nuestro nivel estaba el Megane de Reyes-García, el León de Aguilar-Encinas y una legión de Clios Sport y Williams grupos N y A. Así que hacer nuestras habitual previsión de resultado estaba difícil, como difícil parecía estar entre los 10 primeros. El viernes por la noche hacemos la ceremonia de podium en el centro de Plasencia y nos vamos a dormir.

El sábado amanece un día radiante. Había un 25% de previsión de lluvia, pero no se ven nubes por ningún sitio. Así que calzamos las N20, las calentamos bien y llegamos al primer tramo que es Casar de Palomero. Salimos. El coche corre muchísimo. La caja va de cine, muy buen escalonamiento con poca caída de vueltas entre marchas. Rafa empieza a detectar que llegamos mucho más rápido a las curvas de lo previsto y que algunas "6+" no lo son y otras "6+-" hay que tocar freno. Esto unido a la necesidad de acostumbrarse a la nueva potencia del coche y a la nueva caja hace que Rafa desconfíe un poco de las notas y no vaya a gusto. En este primer tramo hacemos un 11º scratch.

Continuamos por el tramo Ribera Oveja donde paramos el crono en 7,04 que supone otro 11º scratch. Estamos pegándonos con el Megane de Reyes-García, el León de Aguilar-Encinas y el Clio de los hermanos Hernández.

En el tramo que cierra el bucle, La Pesga, hacemos el undécimo tiempo, empatados con el León y el Clio. Se nos ha colado el Hyundai Coupé de Madro-Durán (este es el coche que fuera de Jesús Diaz).

Así al final de la primera sección estamos en el puesto 12 empatados con el León. Los Hernández están 1 seg por delante y el Hyundai 6 seg por detrás. Toda esta primera sección Rafa ha estado muy incomodo con el coche. La verdad es que va muy bien pero le falta confianza. En la asistencia tanto Carlos, como Efi y Manolo y nuestro amigo Rubén Gracia le animan a atacar.

De modo que en la segunda sección los tiempos empiezan a bajar. En la segunda pasada por Casar de Palomero mejoramos 3 seg y nos metemos 10º scratch a 6 seg del Megane. En este tramo el León sufre un problema con un manguito del turbo que les retrasa mucho.


Los tramos de la mañana no le iban nada bien a nuestro Civic.

En el tramos B-2 nos quedamos a 1 seg del Megane, haciendo décimo de la general.

Y en el último tramo de la mañana nos tiramos a tope logrando bajar 6 seg. nuestro tiempo anterior (1 seg. Por km) y consiguiendo otro 10º scratch.

A mitad de rallye estamos décimos de la general, con el Megane por delante a 31 seg. y el Clio de los Hernández por detrás a 17 seg. Vamos segundos de nuestra clase y segundos de 2 ruedas motrices. En la general de la prueba va dominando Dani Marbán con su Seat Córdoba WRC, seguido del Mitsu de Peláez-Carral y tercero otro Mitsu del extremeño Acosta.

Los tramos de la tarde son más adecuados a nuestro coche. Los de la mañana eran muy ratoneros con muchas curvas de 3 y 4 con cortas rectas y fuertes frenadas, donde a nuestro Honda le cuesta mucho subir de vueltas.

Acometemos el Piornal, tramo tradicional de esta prueba. Este tramo tiene un premio especial al primer 2 ruedas motrices clasificado, que es el trofeo Luis Ramos, piloto fallecido el año pasado y al que gustaba mucho este rallye y esta especial en concreto.

En el enlace vemos que se queda el Megane (problemas con la bomba de gasolina). Así que, con semejantes alicientes nos lanzamos al tramo. Rafa ya va más seguro y aunque sigue habiendo curvas que son más lentas de lo que tenemos anotadas, vamos bastante bien. De hecho hacemos 8º scratch a tan solo 7 seg del Mitsu de Barragán y por delante de Domenech que ha tenido un problema con su turbo. Y además hemos sido el primer 2 ruedas motrices por lo que el trofeo Luis Ramos es nuestro.

El siguiente tramo es El Barrado, un extraño tramo con firme muy deteriorado y grandes cambios de ritmo. Hacemos otro 8º puesto.

El difícil cruce de Valdastillas.

Y el último tramo de esta sección es Valdastillas que empieza con una carretera muy amplia y bien asfaltada para seguir a partir de El Barrado con 3 km de un camino vecinal donde casi no cabe el Honda y que tiene varias horquillas, para deleite de Rafa. En esta ocasión y sin que sirva de precedente, Carlos está de acuerdo en que tirando de freno de mano se gana tiempo. Corremos mucho y logramos otro 8º de la general. Después de esta 3ª sección la clasificación es la siguiente:
- 1º Marbán-Ferrero
- 2º Peláez-Carral a 52 seg.
- 3º Acosta-Ortíz a 1 min 18 seg
- ….
- 8º Domenech-López
- 9º Oliveira-Álvarez , a 39 seg de Domenench
- 10º Hernández-Hernández a 57 seg de nosotros


El público abarrotó las cunetas durante todo el rallye.

Nos queda otra pasada a los tramos anteriores. El Clio de los Hernández está casi 1 min por detrás. Por delante tenemos a Domenech que ha perdido mucho tiempo en el bucle anterior por un problema técnico, pero que ya ha reparado, así que en esta última sección no le vamos a ver el pelo. Delante de Domenech está Marbán padre con el 206 WRC a más de 1 min. nuestro. Por tanto estamos en terreno de nadie. Ideal para deleitar al público en las múltiples paellas del recorrido. Pero tenemos una mala noticia, se nos ha roto una de las bombas del freno de mano y no podemos utilizarlo. Gran mazazo para Rafa que se las prometía muy felices en este final de fiesta, ja, ja.

Sin jugarnos nada volvemos al Piornal donde nos lo tomamos con algo más de calma que en la primera pasada. El tramo está muy sucio de grava porque no se les ha ocurrido otra cosa que tapar los agujeros que tenía la carretera el día antes del rallye. Empeoramos 7 seg respecto a la pasada anterior haciendo el 9º mejor tiempo. En este tramo había otro trofeo especial en honor al famoso piloto extremeño Candido Rovira también fallecido el año pasado, que se concedía al primer 2 ruedas motrices, el cuál conseguimos llevarnos también.

En la última pasada por El Barrado clavamos el tiempo anterior y en Valdastillas empeoramos 3 seg. que pueden deberse a no haber tirado de freno de mano en las 3 horquillas

El resultado final es 9º scratch, 1º de clase A5 y primer 2 ruedas motrices por detrás de los WRC y los Mitsus.
En la general ha ganado Marbán hijo, seguido de Peléz y de Acosta.

La entrega de premios fue muy emocionante, especialmente el momento en que recogimos el trofeo Luis Ramos de manos de su padre con un caluroso y prolongado aplauso del público asistente. Este trofeo irá a parar a las vitrinas de ARC Racing como donación de nuestro equipo a Manolo Cabrera, patrón de ARC y gran amigo de Luis.

Y con la satisfacción del trabajo bien hecho nos despedimos hasta la próxima carrera donde ya tendremos nuestros nuevos frenos aunque, como dice Efi (mejor dicho, el cabrón de Efi), para qué los queremos si no corremos, ja, ja.

Volver

Para contactar con nosotros haz click aquí.